Los microorganismos son los principales responsables del deterioro de los alimentos. Asimismo, pueden ser causa de enfermedades (a veces mortales) por el consumo de los alimentos. Por eso es tan importante conocer la ecología microbiana de los alimentos, con el fin de obtener elaboraciones totalmente inocuas y de la mayor calidad.