La sostenibilidad ambiental de las empresas alimentarias tiene que ver con la responsabilidad social de las mismas, su gestión eficaz y su imagen. Los clientes cada vez premian a las empresas y establecimientos que demuestran un compromiso medioambiental claro, a través de la compra de sus productos y servicios.

En el curso se presentan  herramientas de evaluación de la huella ambiental y la metodología del ACV (Análisis del Ciclo de Vida). La medición de la huella ambiental representa un tema que está en plena evolución en la Unión Europea. ”.