Los establecimientos deben ser capaces de informar y atender correctamente a las personas con alergias e intolerancias alimentarias, así como de incorporar las buenas prácticas de manipulación de alimentos destinados a alergénico/intolerantes alimentarios  en el trabajo de cocina, conforme al Reglamento 1169/2011 sobre información al consumidor. 

Los establecimientos deben ser capaces de informar y atender correctamente a las personas con alergias e intolerancias alimentarias, así como de incorporar las buenas prácticas de manipulación de alimentos destinados a alergénicos/intolerantes alimentarios  en el trabajo de cocina, conforme al Reglamento 1169/2011 y el RD 126/2015 sobre información alimentaria al consumidor. 

Los establecimientos deben ser capaces de informar y atender correctamente a las personas con alergias e intolerancias alimentarias, así como de incorporar las buenas prácticas de manipulación de alimentos destinados a alergénico/intolerantes alimentarios  en el trabajo de cocina, conforme al Reglamento 1169/2011 sobre información al consumidor.